Campaña por Licencias de Conducir

PA_license_sample.jpg

Antes del 2002, los residentes de Pensilvania podían obtener licencia de conducir legalmente con un Número de Identificación de Impuestos o ITIN, una identificación federal emitida para pagar impuestos a aquellas personas que no tienen un número de seguro social. En el 2009, PennDot canceló esas licencias a cientos de miles de residentes de Pensilvania que la habían obtenido legalmente. Existe un estimado de 150,000 a 200,000 indocumentados inmigrantes en Pensilvania y MILPA está comprometida a regresarle el derecho a licencias de conducir a todas las familias del estado.

Las licencias de conducir ayudan a cubrir necesidades básicas

El derecho a libre movilidad, está inscrito en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Muchas otras necesidades fundamentales como  — trabajo, educación y dignidad humana — son solamente accesibles a través de una identificación y transporte adecuado. Cerca de 300 personas encuestadas dijeron que debido a la falta de licencia de conducir ellos han tenido:

  • Que tomar trabajos con menos paga o menos horas (84%)
  • Dificultad para rentar un apartamento/casa (81%)
  • Que desistir de oportunidades educativas, ir a una escuela mejor o no poder aceptar becas (74%)
  • Los niños tienen miedo de perder a sus padres por conducir sin licencia (67%)

Economía de Pensilvania

El poder conducir legalmente permite a los inmigrantes contribuir completamente a la economía local. El acceso a transporte es necesario para muchos trabajadores inmigrantes, dueños de negocios, padres y estudiantes en Pensilvania. Residentes indocumentados de Pensilvania contribuyen un estimado de $139 millones en impuestos estatales anualmente.

En el primer año de su implementación ésta legislación podría obtener entre $2.76 millones y $4.14 millones de ingresos en cuotas por emitir licencias solamente, con la posibilidad de 2.36 a $3.54 millones en años subsecuentes -- un monto que sobrepasa el costo de su implementación.

En el 2010, los inmigrantes tenían más del 50 por ciento de probabilidades de ser dueños de negocios que el promedio total en el estado, sin importar su estado migratorio.

Cuando Nuevo México aprobó la ley de licencias de conducir para residentes indocumentados, la tasa de seguro bajó más del 20% en solo 5 años, rebajando las primas de seguros y ahorrando así millones de dólares.

Seguridad Pública

Las calles y autopistas son más seguras cuando todos los que están detrás del timón de conducir tienen una licencia, seguro e identificación. Por esta razón policías y sheriffs a través del país están a favor de que éste derecho le sea otorgado a todas las personas. Son necesarias licencias sin marcar para animar a todos las personas que manejan a que obtengan una. Las licencias marcadas perpetúan el miedo que muchos inmigrantes tienen a la deportación y separación familiar.

Efectividad Comprobada

Trece estados (Maryland, Illinois, Rhode Island, Vermont, New Mexico, Utah, Colorado, Nevada, Washington, California, Oregon, Delaware, Hawaii) así como Puerto Rico y el Distrito de Columbia le permiten ya a sus residentes obtener licencia de conducir sin importar su estado migratorio.


Sea el primero en comentar

Por favor cheque en su e-mail por un enlace para activar su cuenta.